Si por algo se caracterizan los niños es por su inocencia. ¡Cuántas veces los adultos desearían volver, aunque solo fuera por un instante, a la etapa infantil en la que la mayor preocupación era divertirse con los amigos! Sin embargo, a veces se dan algunas situaciones que requieren adquirir, a una temprana edad, cieconocer-enfermedad-respiratoriarto grado de madurez como, por ejemplo, el hecho de padecer desde pequeño una enfermedad respiratoria crónica.

Es necesario que cuando el niño empiece a tener conciencia de las cosas que suceden a su alrededor, los padres le expliquen de forma clara y real su enfermedad respiratoria, de esta forma el pequeño irá entiendo paulatinamente en qué consiste, cuáles son sus síntomas, cómo reacciona su cuerpo ante determinados alérgenos y cómo debe actuar si sufre una crisis, sobre todo en ausencia de sus padres.

Por ello, es muy importante que la familia involucre al menor desde bien pequeño en todos los procedimientos médicos. Aunque a veces pensemos que lo mejor es dejarles al margen de según qué cuestiones, lo más recomendable es, por ejemplo, que le hagáis partícipe de la elaboración del plan de acción para controlar el asma. Junto con el médico, podéis trabajar cuáles son los factores que agravan el asma, qué medicinas diarias se deben tomar –si es el caso- y cómo hacerlo, que se aprenda los números de emergencia a los que debe recurrir en caso de necesitar ayuda médica inmediata, etc.

El objetivo es que lleves a cabo con tu hijo una educación terapéutica que le brinde las herramientas necesarias para desarrollar una vida como la de cualquier otro niño de su edad que no padezca la enfermedad, es decir, que pueda correr y jugar con otros niños sin problema, dormir toda la noche, etc. En definitiva, conseguir que el asma esté controlado y no interfiera en su calidad de vida.

Enseñar a través de los juegos

Nuestra recomendación es que utilices tu imaginación y los recursos educativos disponibles para ayu201505_Busca-a-guilledar a tu hijo a comprender su enfermedad a través de juegos y cuentos. Por ejemplo, tienes disponible en formato online el libro infantil Busca a Guille, una iniciativa del Hospital Materno-Infantil Gregorio Marañón de Madrid y el Hospital Materno-Infantil de Málaga, con la colaboración de Novartis y el aval de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) y la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Asma Pediátrica (SEICAP), que narra la historia de un niño de siete años que padece asma alérgica grave. A lo largo del cuento, Guille se enfrenta a diversas situaciones que ejemplifican de forma muy clara las dificultades que deben gestionar, en su día a día, el menor asmático y su entorno. Sin duda, es una buena manera de que tu hijo se vea reflejado y que juntos podáis trabajar cómo actuar en cada situación. Además, es importante que el pequeño sepa que no es el único que padece esta enfermedad, es decir, que hay más niños que se encuentran en la misma situación que él.

Recursos para los padres y los niños

A continuación, hemos seleccionado cinco materiales de consulta que puedes utilizar para trabajar con tu hijo su enfermedad respiratoria. Encontrarás más en la sección Enlaces de interés de nuestra página web.

¿Estás preparado para evaluar tus conocimientos sobre el asma? Anima a tu hijo a responder, junto con tu ayuda, estas siete preguntas sobre el asma y los factores desencadenantes.

En Asma.com han desarrollado un recurso interactivo para explicar de forma detallada qué es el sistema respiratorio, cómo tratar el asma y cómo actuar frente a un ataque de asma.

una plataforma de pago, aunque tienes opción de probar gratuitamente durante cinco días todas las actividades y recursos educativos disponibles tanto de temas de salud como de otros asuntos (matemáticas, tecnología, etc.)

una app de la Fundació Roger Torné para iPhone e iPad con artículos, consejos, actividades, etc.

esta guía es fruto del trabajo colectivo de profesionales de la salud, de la Asociación Balear Asma (ASBA) y del Grupo de Asma y Educación de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica. Un total de 88 páginas con información detallada sobre el asma y sus síntomas, los factores desencadenantes, la educación terapéutica, etc.