Los episodios de sibilancias recurrentes o bronquitis aguda afectan de forma notable a la población infantil. Durante los primeros años de vida del niño surgen dudas acerca de si es conveniente o no que asista a la guardería. En el caso de los menores con esta patología se incrementa la incertidumbre al tratarse de pacientes que requieren una atención especial.

Éstos pueden asistir a la guardería, eso sí, como sucederá también en la etapa escolar superior, es necesario que los padres tengan en cuenta una serie de aspectos esenciales que permitan reducir y controlar al máximo los episodios de sibilancias recurrentes o bronquitis aguda.
Un niño asmático puede llevar a cabo una vida normal siguiendo el tratamiento prescrito por su neumólogo pediatra
Antes de elegir guardería, debes tener en cuenta los siguientes requisitos:
  • Que disponga de una buena ventilación, ya que de esta forma se reducen y eliminan los alérgenos y sustancias irritantes, como ácaros u hongos
  • Que todo el conjunto de la guardería sea un espacio libre de humo
  • Que no haya animales con plumas o pelo
  • Que disponga de una guía para los docentes sobre cuestiones relativas a la enfermedad como, por ejemplo, cómo suministrar los medicamentos, qué actividades físicas son más seguras de realizar, etc.
  • Que disponga de un plan de emergencia por escrito para cada paciente con asma, en el que se especifique cómo abordar una crisis
Controlar al máximo cada uno de estos detalles permitirá al menor desenvolverse sin ningún problema. Por ello, es necesario que la familia implique a toda la comunidad educativa en la formación terapéutica.

Descarga la Guía Asma en los Centros Escolares