El resfriado es una infección leve de las vías respiratorias, producida por ciertos virus, que se caracteriza por la afección de nariz y garganta y que, posteriormente, puede trasladarse a los bronquios.
Esta enfermedad es una de las patologías respiratorias más comunes y contagiosas, que alcanza su máxima incidencia en los meses de invierno o en temporada de lluvias.
El resfriado, que se propaga a partir del aire y el contacto con una persona infectada, suele estar provocado, en su gran mayoría, por los rinovirus. El paciente que padece esta patología respiratoria presenta secreción nasal o rinorrea, congestión nasal, estornudos, dolor de garganta, dolor de cabeza o tos y, por lo general, se cura al cabo de unos días.