Casi sin tiempo para asimilarlo, ha llegado el primer gran temporal de otoño. Hemos pasado de un clima temperado a días de bebe-resfriadofrío, viento y mucha lluvia. Sin embargo, aunque cada año pensemos lo mismo, que el frío nos ha pillado de improviso, suele ser lo habitual en esta época.

Así pues, es recomendable que durante estos primeros meses en los que desciende la temperatura extrememos las precauciones para no coger resfriados ni el virus de la gripe. Y es que, cada año, la epidemia de la influenza se extiende con virulencia durante los meses de más frío –de noviembre a marzo-, afectando de forma notable –según los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (SVGE) de 2014- a los menores de entre 5 y 14 años.

Por ello, para hacer frente a este virus y reducir al máximo su proliferación -ya que la gripe se contagia muy rápidamente- cada año, en octubre, se inicia la campaña de vacunación de la gripe. Si vuestro hijo sufre un problema respiratorio ya sabréis que, aunque la vacuna de la gripe no se encuentra dentro del calendario de vacunación infantil, los especialistas recomiendan que se vacune a aquellos pacientes con enfermedades respiratorias, además de su entorno directo (familiares y personas que estén en contacto diario con el niño, tanto si son menores como adultos). De hecho, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja la vacuna de la gripe a todos los niños sanos mayores de seis meses.

¿Por qué debo vacunar a mi hijo?

campaña vacunación gripe   campaña-vacunación-gripe

Los menores que padecen algún tipo de enfermedad respiratoria, como el asma, están más expuestos a sufrir complicaciones causadas por el virus de la gripe. El agravamiento de la enfermedad puede derivar en infección de oído, bronquitis o neumonía, provocando incluso, en los casos más extremos, la muerte del paciente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa la neumonía como la principal causa de muerte infantil en todo el mundo, hasta los cinco años de edad.

Así pues, la vacuna de la gripe es la mejor prevención para los niños con problemas respiratorios, ya que el paciente que recibe la vacuna genera –entre 10 y 14 días después de la vacunación- anticuerpos que le protegen frente al virus.

Desde Respira Tranquilo te recomendamos que acudas a tu neumólogo pediatra y te informes de todas las dudas que tengas acerca de la campaña de vacunación de la gripe.

¿Sabías que...?

  • Este año las vacunas antigripales incluyen las siguientes cepas: Influenza A H3N2, Influenza B y la cepa A H1N1 (se denomina vacuna trivalente)
  • Los síntomas de la gripe aparecen a las 48 horas del contagio. La mayoría de los pacientes se recuperan en dos semanas, sin la necesidad de recibir un tratamiento médico
  • La vacuna de la gripe para los menores entre seis meses y dos años se aplica en dos dosis, con un tiempo de espera de cuatro semanas entre cada dosis

No te olvides de extremar las precauciones:

  • Renueva el aire de las habitaciones
  • Tose en pañuelos de un solo uso
  • Lávate las manos frecuentemente y sécatelas bien